Historia del hormigón

Hoy en día podemos encontrar firmas especializadas con el hormigón, como por ejemplo el conocido hormigón impreso en Cáceres. Hoy en día es un material muy utilizado, pero no es algo moderno, tiene su historia.

Un poco de historia sobre el hormigón

Los primeros que utilizaron el hormigón fueron los griegos, allá por el siglo 500 a.c. y posteriormente los romanos. Fueron éstos quienes incorporaron cenizas volcánicas o también materiales menos densos, como la cerámica, creando el primer hormigón aligerado de la historia. Gracias a este material, los romanos construyeron infinidad de edificios diferentes.

A pesar de tener tanto éxito, este material fue poco a poco cayendo en desuso y no volvió a tener éxito hasta la llegada del siglo XIX, momento en el que se patentó el cemento Portland y apareció el primer prototipo de cemento moderno, resultante de una mezcla de caliza y arcilla calcinada.

En el siglo XX, llegó la época dorada del hormigón armado, convirtiéndose en uno de los materiales de construcción más importantes que había. Desde aquel momento se daba el pistoletazo de salida a una nueva corriente arquitectónica, donde se cambió por completo no solo la concepción de los espacios sino también la forma de construir.

Parece increíble que algo que fue concebido hace muchos siglos, sea una de las tendencias más actuales en muchos de los trabajos que lleva a cabo el sector de la construcción, con unos resultados a toda prueba y donde se incluyen diferentes materiales para conseguir los mejores resultados.