Características del revestimiento vertical del hormigón impreso

Actualmente, el uso del revestimiento vertical con hormigón impreso es un proceso muy utilizado gracias a los excelentes resultados que ofrece, como su capacidad técnica y la posibilidad de interacción con otros elementos para adquirir una textura determinada.

Qué características tiene este material

Esta clase de hormigón puede presumir de tener una gran adherencia para poder ser aplicado en superficies verticales, pudiendo proporcionársele diferentes colores y texturas, haciendo de este material algo muy versátil que cada vez es más utilizado.

Entre sus ventajas destaca que puede ser usado tanto en interiores como en exteriores gracias a la gran resistencia con la que cuenta. Además, destaca porque prácticamente se puede conseguir el acabado que se desee, lo que convierte a esta clase de hormigón en el revestimiento ideal para cambiar por completo el aspecto de una fachada, un muro interior o exterior, etc.
Mediante técnicas manuales así como moldes, se pueden conseguir resultados verdaderamente espectaculares. Por ejemplo, puede dar un aspecto rústico a todas las paredes de su hogar con hormigón simulando piedra natural. Nadie sabrá que no es piedra natural gracias al excelente resultado.

Si se decide poner en el exterior, hay que destacar la capacidad impermeable así como una gran resistencia a las inclemencias del tiempo y a cualquier clase de abrasión. Gracias a estas características, el hormigón impreso se ha convertido en uno de los materiales más destacados en cuanto a los revestimientos verticales, consiguiendo cambiar por completo el aspecto del lugar donde se coloque. Además, se hace en muy poco tiempo y tiene un precio más asequible de lo que se puede llegar a pensar.