Cómo pintar hormigón impreso

Es posible que hayas colocado hormigón impreso en Cáceres hace ya mucho tiempo y a pesar de que te ha dado un buen resultado y que has seguido un mantenimiento recomendado, el hormigón impreso, con el paso del tiempo ha ido perdiendo el color y el brillo que tenía cuando lo colocaste. Esto es completamente normal, el paso del tiempo deteriora la apariencia de este tipo de suelos, pero tiene una fácil solución: pintarlo.

Pasos a seguir para pintar hormigón impreso

En primer lugar, para pintar un suelo de hormigón impreso debemos preparar bien la superficie, ésta debe estar bien limpia y seca. El primer paso que debes hacer es limpiar en conciencia el suelo, evitando que queden restos de polvo o pintura seca… etc… También debes tapar toda fisura que te encuentres a lo largo de la superficie.

Si el suelo tiene pintura adherida, lo mejor que puedes hacer es realizar un lijado rotativo, se realiza con una máquina que se encarga de eliminar todas aquellas impurezas que pueda haber adheridas al suelo de hormigón impreso.

Una vez tenemos la superficie lista, debemos seguir tres pasos: El primero será la imprimación, que se trata de una primera capa que se aplica antes de la pintura, para que ésta se adquiera correctamente al hormigón. Principalmente, con la imprimación sellamos los poros que pudiera haber, con lo que la pintura tendrá una mejor adherencia y por tanto una mayor duración.

Tras aplicar la capa de imprimación, el siguiente paso sería pintar. El último paso si lo deseamos sería aplicar un barniz.